Google+ Followers

16 septiembre 2013

Lo que una simple tilde puede cambiar...


Aunque a  menudo nos parece poco importante y en ocasiones una molestia, una simple tilde puede cambiar el sentido de una palabra por completo.
Estos son algunos ejemplos prácticos:

SUSTANTIVO : salto
VERBO SALTAR: salto (presente) - saltó (pasado)

SUSTANTIVO : canto
VERBO SALTAR: canto (presente) - cantó (pasado)

SUSTANTIVO : viaje
VERBO SALTAR: viaje usted (imperativo) - viajé (pasado)

SUSTANTIVO : reto
VERBO RETAR: reto (presente) - retó (pasado)

y ocurre lo mismo con otros muchos ejemplos: calle-callé, líquido-liquidó, paso-pasó, etc.

El hecho de utilizar o no la tilde hace que obtengamos un cambio en: 
1.- La categoría gramatical (Pasa de sustantivo, sin tilde, a verbo, con tilde; o de preposición a verbo, etc.) 
2.- El tiempo verbal (de presente a pasado, etc)

En los siguientes ejemplos también hay cambio de categoría gramatical según se usen o no con tilde:

de: preposición - dé: verbo dar

se: pronombre - sé: verbo saber

y muchos casos más.






Blogalaxia Tags: